Jockey es campeón de la División de Honor

...
Le ganó 3 a 0 a Flamengo y volvió a traer el título a Mendoza después de ocho años.

 

Por Maxi Salgado 

Jockey, con determinación y coraje, rompió la mala racha que pesaba sobre Mendoza en la División de Honor. En un encuentro épico que pareció durar apenas un suspiro, el equipo forzó a abrir el marcador en tan solo 60 segundos, con un gol en contra que dejó atónito a Flamengo. Fue un golpe fulminante que dejó a los comodorenses sin capacidad de respuesta.


Con su maestría en la defensa y una astucia suprema, Jockey se adueñó del partido, controlando cada movimiento con maestría. El juego se tornó tedioso, pero para los hombres del Jockey eso solo era una oportunidad para mostrar su dominio. Flamengo, impotente y desesperado, intentó dominar la pelota, pero carecía del poder para causar daño real. Solo quedó a merced de los desesperados disparos de su arquero, quien, en dos ocasiones, estremeció los postes custodios por el inquebrantable Juan De Lucía, antes de ser obligado a retirarse tras sufrir un impactante golpe en la rodilla.
 
SÍNTESIS

Jockey (3): Juan De Lucía; Facundo Colombi, Gaspar Batiz, Jesús Sánchez y Fabián Lauletta. DT: Nicolás De Merolis.

FLAMENGO (0): Alejandro Soto; Gonzalo Páez, Sebastián Carballo, Diego Vargas, Matías Cárcamo. DT: Luis Ramos

Estadio: Arena Aconcagua.

Goles: pinta; 1′ Gonzalo Páez e/c (JC) y 6′ 17″ Gonzalo Pires (JC). Calle; 14′ Facundo Colombi (JC);

Ingresaron. En Jockey: Matías Scafetti, Martín Páez, Diego Koltes, Enzo Lillo, Martín Cusa y Matías Bernardelli, Facundo Miranda, Ignacio Cervan. En Flamengo: Luciano Vargas, Gabriel Almonacid, Francisco Mayorga, Thiago Millaneri.

Árbitros: Giancarlo Cardozo y Ulises Colazo. 

Gonzalo Pires, el guerrero indomable, se consagró como el goleador supremo del torneo con sus diez conquistas y fue él quien, con un imponente gol, selló el segundo tanto para los Burreros. El equipo liderado por De Merolis, quien asumió el mando en este glorioso año, despertó en el segundo tiempo y, en un instante de grandeza, Tetu Colombi martilló con fuerza y ​​determinación para anotar el tercer gol. Flamengo, confundido y sin rumbo, jamás encontré el camino para revertir el destino que les aguardaba.

Tras 26 años de espera, Jockey se coronó, una vez más, como los verdaderos campeones. La última vez que ostentaron el título fue en aquel lejano 1997. Este triunfo es un merecido premio para una generación que ha traído incontables alegrías tanto al club como al futsal mendocino. Son héroes modernos, y en su estandarte llevan a Martín Cusa, una figura incuestionable, así como a los intrépidos campeones del mundo Gonzalo Pires y Diego Koltes. También destacan Matias Scafetti, Miranda, Cerván, Jesús Sanchez, Facundo Colombi, así como las jóvenes promesas Lillo y Batiz, quienes se han unido a la causa. Y no podemos olvidar la adquisición de Martín Páez, un verdadero refuerzo de lujo.

Este grupo, valientes guerreros, ha cumplido el más grande de los sueños al tomar venganza por lo sucedido el año pasado, cuando Magallanes les arrebató la victoria en el partido final. Ahora, han resurgido de entre las cenizas para reclamar su puesto como los indiscutibles monarcas del país. ¡Brindemos por los Campeones! ¡Que su gloria resuene en los anales de la historia, dejando un legado de grandeza y victoria que perdurará por siempre!

02/07/2023